5.2.09

Fashion is fiction

De la belleza algo sorprende, ¿confirmar la generosidad del universo?, algo conmueve, ¿afirmarla en un sólo objeto/sujeto?, y algo duele, ¿su incompletitud?
Víctimas de lo bonito andamos sudando sobre fotografías, imágenes escritas, ojitos ajenos.
He encontrado a Dios en una nuca, en unos zapatos, en un modo de caminar, en una palabra bien dicha por alguien que se vuelve su innegable dueño (como "hastío", "synecdoche" o "panties").
He negado apasionado que la belleza duerma en quien la ve, como si el sol no nos calentara a todos. He cerrado ojos, puertas y ventanas para escapar de lo bello también.
Reiteradamente la belleza me despierta y me aburre. Me aterra por autoritaria y me dobla por suavecita.
Todo esto por no poseerla. Sí, la abrazas, la nombras, la estiras, hasta la desbaratas, pero ponerle una banderita con tu nombre es tarea inútil. Al grito de lo quiero todo y lo quiero ahora, la belleza nos apapacha, se ríe histérica y se da media vuelta. Perra encantadora.

1 comentario:

Christian Gaudi dijo...

Yes, it is!